Acción Diferida y La Ley de Salud

Muchos se preguntan si el plan de salud de Obama proporcionará subsidios de seguros para inmigrantes de bajos ingresos. La respuesta es sí, siempre y cuando un inmigrante tiene “presencia legal.” Esto plantea un problema para los inmigrantes indocumentados que podrían beneficiarse de la Acción Diferida, DACA.

La reforma de salud del presidente Obama se convirtió en ley en Marzo del 2010 y entrará en plena vigencia en el 2014. La ley se dice que no sólo proporcionan un seguro accesible para todos los estadounidenses sin seguro sino también le pondrá fin a la discriminación basada en condiciones prexistentes, los límites en la atención y cancelaciones de cobertura.

El programa de la Administración de Obama, DACA, según el centro Pew Research, podría detener la deportación de 1.7 millones de jóvenes indocumentados elegibles darles una autorización de trabajo por dos años. Un factor importante del programa es que no da estatus legal.

Debido a que no serán reconocidos con estatus legal, los recipientes de DACA no estarán en un camino hacia la tarjeta verde o la ciudadanía y, por lo tanto, están excluidos de tener “presencia legal.” El término “presencia legal” se aplica a los inmigrantes con tarjeta verde y a inmigrantes con asilo en los Estados Unidos.

La iniciativa de la inmigración y la reforma del cuidado de la salud son vistas como temas separados, pero habrá un montón de argumentos sobre el asunto. Muchos inmigrantes indocumentados jóvenes no pueden permitirse el lujo de atención médica, y si Obama ha dicho que quiere que se les permita contribuir a la sociedad Estadounidense, su falta de acceso a servicios de salud será un tema caliente si Obama es relegido.