Condoleezza Rice y Los Republicanos y la Inmigración

En la emoción de las convenciones nacionales demócratas y republicanas, es fácil pasar por alto algunos aspectos importantes que Condoleezza Rice hizo en su discurso en la Convención Nacional Republicana. Los republicanos parecen ser, a menudo, anti-inmigración o anti-reforma, pero esto es una evaluación incorrecta. De hecho, Rice habló de la inmigración como una necesidad:

“Necesitamos leyes de inmigración que protegen nuestras fronteras, nuestras necesidades económicas, y sin embargo demuestran que somos un pueblo compasivo,” dijo Rice durante su discurso.

Los republicanos están ciertamente dispuestos a trabajar en una reforma migratoria ya que pueden ver el beneficio detrás de una inversión en los inmigrantes. Sería muy tonto no hacerlo. De hecho, los inmigrantes forman parte de la composición cultural de los Estados Unidos. Casi toda la gente de los Estados Unidos son descendientes de inmigrantes. La gente habla con orgullo de cómo su familiar lejano llego a Ellis Island con nada más que la ropa que llevaba puesta pero que murió porque eventualmente se convirtió en un exitoso propietario de un negocio añadió a la fortaleza de la economía estadounidense y el bienestar general del país.

“… Usted puede provenir de circunstancias humildes y hacer grandes cosas. Eso no importa de donde vienes, sino hacia dónde va “, dijo Rice.

Algunos de los más grandes innovadores que Estados Unidos ha conocido eran inmigrantes. Google no estuviera basado en los Estados Unidos si no fuera por Sergey Brin, quien nacido en Rusia y emigró al país cuando era niño. Andrew Carnegie, el magnate industrial del siglo 19, emigró a Estados Unidos desde Escocia y construyó su fortuna de la nada. Luego pasó a fundar muchas empresas filantrópicas en Estados Unidos, incluyendo la famosa Universidad de Carnegie Mellon. Albert Einstein, un hombre generalmente considerado como tal vez el más grande pensador en la historia, era un inmigrante y vivía en Nueva Jersey cuando él murió.

Este respeto por el potencial de los inmigrantes se deriva de la filosofía del gobierno de los Estados Unidos. Estados Unidos es una meritocracia como Condoleezza Rice señala en su discurso: “Nuestra ha sido una creencia en la oportunidad y una constante batalla larga y difícil de extender los beneficios del sueño americano a todo sin tener en cuenta las circunstancias de su nacimiento.” Eso que dice que las personas que vienen de todos los ámbitos de la vida, sin importar en qué clase social nacieron, pueden esforzarse para tener éxito y lograr sus metas es lo que los republicanos norteamericanos mantienen en su corazón.