Inmigración en Alabama

El estado de Alabama está pasando por una escasez de trabajadores ya que los trabajadores inmigrantes se han salido del estado en temor de las leyes de inmigración.

En el 2011, un año después de que la SB 1070 de Arizona se convirtio en ley, el gobernador de Alabama Robert Bentley firmó y aprobó la ley HB 56. La ley fue presentada al pueblo de Alabama como una manera de asegurarse de que los trabajadores nativos se empleen y no sigan siendo expulsados de sus empleos por los inmigrantes indocumentados.

En lugar de eso, lo que ha sucedido es que los trabajadores inmigrantes han abandonaron sus puestos de trabajo, mas que nada en la agricultura, y no hay personas que quieran llenar los puestos. Esto ha demostrado que no hay suficientes ciudadanos Estadounidenses que están dispuestos a hacer el trabajo extenuante y agotador que requiere la mayoría de las granjas por un sueldo bajo.

HB 56 exige que las autoridades locales verifiquen el estatus migratorio de una persona que se sospecha de ser indocumentado en cualquier parada legal, detención o arresto. La ley criminaliza a los inmigrantes indocumentados, y esto se diferencia de la ley federal, que lo trata como un delito civil.

No llevar “papeles” se considera un delito. Esto no ha causado la ida de sólo los inmigrantes indocumentados sino también a los inmigrantes con estatus legal. Muchos argumentan que esta ley permite y promueve la discriminación en base de raza.

Junto con Alabama, otros cuatro estados aprobaron leyes similares a la “Muéstrame tus Papeles” ley de Arizona. Esos estados son Georgia, Indiana, Carolina del Sur y Utah. Treinta estados rechazaron las leyes y el resto de los Estados Unidos no hicieron ningún intento de pasar tal legislatura.