Jefe de la LAPD Quiere Ayudar a Algunos Inmigrantes Indocumentados

El jefe de la policía de Los Ángeles está tratando de cambiar el trato de los inmigrantes detenidos en su ciudad.

Actualmente, las personas arrestadas por cargos pequeños pueden ser mantenidas en la cárcel por no tener documentos y pueden ser llevados a la atención de las autoridades federales de inmigración. El jefe de la policía Charlie Beck dice que esto sólo causa más peligro en su ciudad, una de las razones es que la gente puede dejar de denunciar un delito por temor a una reacción causada por ser indocumentado. Y esto es solo en detrimento de los esfuerzos del Departamento de Policía de Los Ángeles y su lucha contra el crimen.

A principios de esta semana, se anunció que el gobernador de California Jerry Brown no apoyaría la ley “Anti-Arizona” de Fideicomiso que hubiera cambiado la manera que funcionarios locales participan en el programa de Seguro Gubernamental de Comunidades. Este es un programa que exige a las autoridades locales verificar en un registro de datos federal el estado de cualquier persona detenida. La ley pudo haber establecido que eso se hiciera tan sólo a los detenidos por delitos graves o violentos. La decisión de Brown de no aprobar la ley decepciono a  grupos en pro de inmigrantes en California.

Beck está siguiendo el ejemplo de otras ciudades grandes de California como San Francisco, San Diego y San José que han encontrado la manera de pasar programas que ayudan a proteger a los inmigrantes indocumentados que no han cometido delitos graves y no son criminales buscados.

Beck todavía no ha publicado la ordenanza que se propone poner en su lugar. Pero el periódico LA Times informa que Beck planea proteger a los inmigrantes indocumentados que hayan cometido delitos menores como venta ambulante ilegal, conducir sin licencia y beber en público.