Visa W: Nueva visa de trabajo llenaría la escasez

W-visaUna nueva visa de trabajo temporal se creará con la reforma de inmigración de la Banda de los Ocho. La visa W crearía una clasificación de no inmigrante para los trabajadores poco calificados.

La clasificación W permitiría que las personas de origen extranjero trabajen en puestos de trabajo de mano de obra, construcción por ejemplo, en los EE.UU. por un corto tiempo. Las visas se otorgan por un período inicial de tres años con un período de renovación de hasta tres años. Los familiares inmediatos, hijos menores de edad y cónyuges de los titulares de la vía W tuvieran derecho a acompañarlos o reunirse con ellos y podrían conseguir permisos de trabajo.

Los empleadores tendrán que registrarse con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) para tener el derecho de contratar a titulares de la visa W. El trabajo también tendrá que ser registrado como un trabajo con una escasez de candidatos para contratar.

Asignaciones de Visa W serian determinadas por el Bureau of Immigration and Labor Market Research, una entidad nueva dentro del USCIS en el Departamento de Seguridad Nacional. La Oficina llevará a cabo la investigación, tales como la determinación de qué puestos de trabajo tienen una escasez de trabajadores para conocer las carencias, para luego decidir el límite anual de visas W. También se ampliarían los métodos de contratación de los empleadores para atraer a los trabajadores de clasificación W.

Para ser elegible para una visa W, el solicitante:

  • No podrá ser de otra manera inadmisible a los EE.UU.;
  • Deberá pasar una verificación de antecedentes, y
  • Deberá estar de acuerdo con aceptar sólo posiciones registradas en los EE.UU.

La inmigración ilegal ha sido un problema en los EE.UU., especialmente en cuestiones laborales. El nuevo proyecto de ley para la reforma migratoria integral, titulado La Seguridad Fronteriza, la Oportunidad Económica y la Modernización de la Inmigración, espera resolver este problema al simplificar el proceso de inmigración, haciéndolo más fácil para que los empleadores Estadounidenses contraten trabajadores extranjeros nacionales y cumplan con la demanda laboral. Este paso de este proyecto de ley trae mucha esperanza. Cuenta con apoyo bipartidista en el Congreso y apoyo del público en todo el país.