La Reforma Migratoria y las Aplicaciones Atrasadas

El proyecto de ley de reforma migratoria tiene como objetivo reducir significativamente las aplicaciones retrasadas que se han acumulado en las últimas décadas, una medida que ayudaría a los muchos que han, por años, estado esperando pacientemente para recibir su Tarjeta de Residencia.

Esto permitiría un aumento de inmigrantes legales para acortar los tiempos de espera y aumentar el número de personas que puedan recibir Tarjetas de Residencia. El proyecto de ley también busca prevenir acumulaciones de aplicaciones en el futuro al eliminar las preferencias de visa para los hijos casados (mayores de 31) y hermanos de ciudadanos de EE.UU. (de los cuales en la actualidad hay cerca de 2.5 millones esperando una Tarjeta de Residencia).

El proyecto de ley que el Senado aprobó en junio implementa un sistema basado en puntos que dan preferencia a los solicitantes para la Tarjeta de Residencia que hablan Inglés, tienen una alta educación, y tienen otras habilidades que se consideran importantes para mejorar la posición económica global de los Estados Unidos. Se trata de eliminar todos los atrasos mediante la asignación de Tarjetas de Residencia para los solicitantes con solicitudes pendientes a lo largo de siete años, comenzando en 2015.

También se eliminaría los límites específicos de país en las solicitudes de Tarjetas de Residencia basadas en empleo, algo que en el pasado ha aumentado los tiempos de espera para aquellos que desean venir de ciertos países.

Republicanos de la Cámara, sin embargo, han dicho que van a crear varios proyectos de ley pequeños de reforma migratoria.

Mientras que el impulso se intensifica para que la reforma migratoria ayude a aquellos con aplicaciones atrasadas, aún puede pasar algún tiempo antes de que una mayoría de los representantes de ambos partidos estén de acuerdo para aprobar medidas concretas que alivien el dolor de los que están esperando.