Reforma Migratoria y la Innovación

Immigration InnovationLos EE.UU. es el líder mundial en investigación y las nuevas invenciones porque los EE.UU. atrae a talentos de todo el mundo. Para seguir siendo el líder, los legisladores de los EE.UU. deben tomar en cuenta la reforma migratoria.

Businessweek hoy habla sobre la innovación Estadunidense y proporciona algunos datos interesantes.

En el 2012, China ganó $1 billón en derechos de autor y pagos de licencia del extranjero. Los derechos de autor y los pagos de licencia son los ingresos obtenidos cuando una invención o diseño es utilizado por empresas en otros países. China pagó $ 18 billones de derechos de autor y pagos de licencia para, lo que hizo un déficit de $17 billones. En comparación, en el 2012, los EE.UU. tuvo un superávit de $ 82 billones.

Los EE.UU. ha hecho una buena obra atrayendo a talento innovador, pero tiene que mejorar su sistema de inmigración para permanecer en la cima. La economía de China está creciendo rápidamente.

Un informe de la Universidad de Duke afirma que ha habido una caída en nuevas empresas de alta tecnología fundadas por inmigrantes chinos e indios en Silicon Valley. En 2005, el 52 por ciento de las nuevas empresas fueron fundadas por inmigrantes chinos e indios. En el 2011, el número se redujo a 44 por ciento.

Lo que no ayuda es que la ley de inmigración actual hace que sea difícil para que estudiantes extranjeros educados en los EE.UU. permanezcan en el país.

El proyecto de ley de reforma migratoria del Senado incluye propuestas para aumentar significativamente el número de visas H-1B para trabajadores altamente cualificados. Las visas H-1B son de doble intención, lo que significa que los titulares de la visa H-1B pueden solicitar una tarjeta de residencia mientras que ya trabajando para una empresa de los EE.UU.

Con más visas H-1B disponibles, más graduados en los campos de tecnología tendrán la oportunidad de trabajar y utilizar sus talentos en los EE.UU.

La semana pasada, la Cámara aprobó el proyecto de ley SKILLS, lo que reservaría 55,000 tarjetas de residencia cada año para que empresarios contraten graduados extranjeros en los campos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) de universidades de los EE.UU.