Un Acuerdo es Posible en la Reforma Migratoria

Acuerdo Reforma MigratoriaCon la reforma migratoria grande aprobada con éxito en el Senado, muchos temen que se ha estancado en la Cámara. Los republicanos han declarado en repetidas ocasiones su deseo de acabar con el proyecto de ley grande y en lugar enfocarse en proyectos de leyes de inmigración más pequeños. Más allá de eso, siempre hay preocupaciones de que los demócratas y los republicanos no esten de acuerdo con la forma de abordar los temas en cuestión.

Pero las cosas no están tan congeladas como parecen. Una encuesta reciente muestra que casi el 75% de los votantes republicanos apoyan a un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados (siempre y cuando haya seguridad fronteriza estricta al mismo tiempo).

Los demócratas también han puesto en peligro, comprometiéndose a eliminar la lotería de visas y deshaciéndose de las visas familiares para los hermanos y hermanas de ciudadanos estadounidenses. Esto alivia las preocupaciones de los

republicanos se refiere acerca de la facilidad de las personas con lazos débiles a América con una vía rápida a la ciudadanía.

Algunos republicanos se quejan en gran parte de la administración de Obama – acerca de la reforma migratoria propuesta – creen que no va a proteger adecuadamente la frontera con México, sin importales lo que dice la legislación. Pero los cambios propuestos sobreviviran mas tiempo que el gobierno de Obama, que sólo tiene unos cuantos años más. Los defensores del proyecto de ley que también estan de acuerdo acerca de la falta de acción de Obama dicen que es mejor conseguir la reforma migratoria ahora, en el momento sus efectos se sientan plenamente, Obama estará fuera de la oficina de todas maneras.

Ambos lados del pasillo están de acuerdo que los 11 millones de inmigrantes indocumentados aquí hoy no deben ser simplemente deportados. Se necesitará una cantidad significativa de compromiso para encontrar una solución al igual que con la Ley de Inmigración de 1965, que fue aprobada con el apoyo del 75% de los demócratas y el 85% de los republicanos.

Estos elevados niveles de acuerdo entre demócratas y republicanos pueden parecer casi imposible hoy en día, pero en realidad está lejos de ser imposible. Ambas partes coinciden en que ahy un problema, e incluso hay un consenso sobre la solución general; ahora sólo tiene que haber un compromiso de los detalles más pequeños.