Mujer obtiene la ciudadanía después de 64 años de vivir en los EE.UU.

CiudadaniaZofia Dubicka, cuya familia emigró a los EE.UU. desde Polonia cuando ella tenía tres años de edad, sufrió un golpe devastador cuando intentó registrarse para beneficios de Seguro Social. Se le dijo que ella no era ciudadana de los EE.UU.

Dubicka, que ahora tiene 67 años, ha vivido en los EE.UU. por 64 años. Su padre se convirtió en un ciudadano naturalizado de los EE.UU. en 1961, y él le había dicho que ella era una ciudadana de los EE.UU. también.

Pero ahora, con la noticia de que ella no era ciudadana, ella se apresuró a iniciar el proceso de solicitud de ciudadanía estadunidense. Patricia Smith, la oficial de USCIS que trabajó en el caso de Dubicka, se tropezó con otro detalle: si la madre de Dubicka también se hubiera convertido en ciudadana naturalizada de los EE.UU. antes de que Dubicka cumpliera los 18 años, Dubicka se hubiera convertido automáticamente un ciudadana de los EE.UU. Por desgracia, su madre nunca solicitó la ciudadanía.

Según Smith, esto pasa mas de lo que imagine. Hay mucha gente que piensa que son ciudadanos estadounidenses cuando en realidad no lo son. “Por lo general se entera cuando se registra para beneficions,” ella dijo, “y eso es cuando la gente comienza preguntando. ”

Por suerte, Dubicka tuvo fuertes pruebas que establezcan su residencia y su integración a la sociedad de los EE.UU. Ella tenía una licencia de conducir, una tarjeta de residencia y una tarjeta de Seguro Social. (Nunca se había registrado para votar. Nunca había necesitado un pasaporte. Y nunca fue convocada para el servicio de jurado. Cualquiera de estos habría alertado a su falta de ciudadanía.)

Su aplicación llegó en un buen momento. La oficina del distrito de Washington de USCIS que recibió su solicitud por un tiempo tuvo momentos de espera de 14 meses mientras procesando aplicaciones. Hoy, la espera es de cinco meses.

La investigación de antecedentes en su vida fue rápida y fácil. Todo lo que tenía que hacer era pasar el examen de ciudadanía, lo cual hizo con facilidad.

Después de haber vivido en los EE.UU. por 64 años, finalmente se convirtió en una ciudadana el 10 de septiembre del 2013.