La secretaria de Comercio apoya la reforma migratoria

El 9 de enero, la secretaria de Comercio Penny Pritzker habló una vez más sobre la necesidad de la reforma migratoria en EE. UU. Mientras asistía a un evento del Consejo de Asuntos Mundiales de Los Ángeles, Pritzker comentó a los asistentes y periodistas que la reforma migratoria era un tema moral y económico, y que aprobar leyes basadas en el sentido común daría un impulso a la economía de EE. UU.

El impacto de la reforma migratoria en la economía
Uno de los temas en los que Pritzker se centró fue el gran impacto potencialmente positivo que la reforma migratoria tendría en la economía. Pritzker hizo referencia al amplio proyecto de reforma migratoria que aprobó el Senado en junio y dijo que considera que leyes similares podrían proporcionar un aumento de USD 1.4 billones a la economía estadounidense durante los próximos 20 años.

Solo en California, Pritzker dice que la reforma migratoria implicaría un aumento en la economía de USD 7 mil millones “a corto plazo”, y crearía 77.000 nuevos puestos de trabajo.

Estudiantes extranjeros de posgrado son clave para la economía
Uno de los grupos sobre los que Pritzker habló extensivamente fue el de estudiantes extranjeros de posgrado que estudian en universidades estadounidenses. Considera que pueden ser clave para la expansión de la economía estadounidense, pero, según las leyes actuales de EE. UU., muchos son forzados a abandonar el país una vez que obtienen el título.

Un aspecto del proyecto reforma del Senado incluía una manera para fomentar la permanencia de los estudiantes en EE. UU. después de que estos finalicen sus estudios, y Pritzker considera que esa disposición es un componente necesario de cualquier legislación final.

“Nos permite engrapar una tarjeta verde a los títulos de los estudiantes de posgrado, en lugar de forzar a potenciales innovadores y creadores de puestos de trabajo a partir después de haber sido capacitados en nuestras universidades, un concepto inconcebible para mí”, dijo Pritzker durante su discurso del evento del 9 de enero.

La presentación de un argumento a favor de la reforma migratoria basado en la economía es una de las tantas tácticas que han utilizado personas del espectro político tanto de izquierda como de derecha. Eso podría ayudar a que las reformas potenciales sean más aceptables para el público en general y para los conservadores a ultranza que han sido incapaces de cambiar de opinión con respecto a su oposición a la reforma.