Resumen de la reforma migratoria en 2013

Los esfuerzos por la reforma migratoria se paralizaron en 2013 a partir de que los legisladores en Washington, D.C. finalizaron el año sin resolver asuntos cruciales. La seguridad en la frontera, la reglamentación relacionada con las vías condicionales hacia la ciudadanía y la actualización de las categorías de visas estaban entre los puntos más importantes de la norma que los activistas de la reforma esperaban que el Congreso tratara el año pasado.

Aunque la reforma parecía prometedora a comienzos de 2013, la paralización en Washington desplazó la reforma migratoria al 2014. El aprieto en el que ahora se encuentran los activistas de la reforma es probablemente inesperado, ya que los partidarios comenzaron el año con mucho ímpetu de su lado.

Para solucionar las deportaciones, el presidente Obama autorizó la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (una norma para ayudar a demorar la deportación de jóvenes indocumentados conocidos como “DREAMers”) en 2012. La normativa, popular entre la población hispana e inmigrante, contribuyó a que el presidente recibiera el 71 % de los votos de los hispanos en la elección presidencial de 2012.

En el Senado, un grupo bipartidista de ocho senadores trabajó con líderes que representan a grupos de obreros latinos y que abogan por sus derechos, granjeros e intereses de Silicon Valley para desarrollar y aprobar un proyecto de reforma integral. Sin embargo, cuando pasó a la Cámara de Representantes, el proyecto se paralizó y continúa a la espera de una votación.

Aún así, el tono político de la reforma estuvo claramente presente durante el año pasado. Debido a que los votantes hispanos y asiáticos adoptaron mayoritariamente las políticas de la reforma, el Comité Nacional Republicano (RNC) volvió a evaluar su plataforma y anunció su respaldo a la reforma migratoria. Además, el RNC se comprometió con una campaña de extensión comunitaria de USD 10 millones para inmigrantes y minorías, grupos que, a menudo, se consideran excluidos por el Partido Republicano.

A pesar del ambiente esperanzador, los esfuerzos bipartidistas hacia una reforma integral se desecharon antes de que el Congreso concluyera sus actividades en el otoño. Parte de la paralización de los esfuerzos por la reforma pueden atribuirse a la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, que comenzó a acaparar la atención pública.

Existe un creciente coro de voces activistas que están forzando el asunto y son cada vez más insistentes para que se escuche su causa. El productor y periodista ganador del Premio Pulitzer, Antonio Vargas, como así también líderes empresariales y millones de DREAMers se encuentran entre esos activistas que intentan poner toda la atención en los legisladores con el poder de influir sobre el debate de la reforma migratoria.

A medida que el calendario se encamina hacia el 2014 y los legisladores se preparan para regresar a Washington, la reforma migratoria es un asunto que continuará recibiendo mucha atención en el transcurso del año.