Gigantes del sector de tecnología brindan apoyo a la reforma migratoria

Los líderes del sector de tecnología más influyentes del mundo levantan sus voces en apoyo a la reforma migratoria. Ejecutivos como Mark Zuckerberg de Facebook y Bill Gates de Microsoft lideran la lucha para permitir que más inmigrantes con talentos en los campos STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática) trabajen y vivan en EE. UU. Estos gigantes de la tecnología han expresado cuán importante es atraer a inmigrantes altamente calificados a este país, ya que podrían, con el tiempo, iniciar sus propias compañías de tecnología, lo que daría impulso a la economía de EE. UU. y mejoraría la presencia de EE. UU. en el mercado global.

El apoyo a la reforma migratoria por parte del sector de tecnología ha recibido críticas. Una campaña denominada FWD.us, que Mark Zuckerberg introdujo en abril de 2013, tuvo una recepción negativa cuando los críticos reclamaron que no se tenía en cuenta a los inmigrantes indocumentados, ya que las empresas de tecnología expresaban más interés en inmigrantes especializados en tecnología. Zuckerberg manifestó públicamente que los problemas a los que se enfrentan los inmigrantes en EE. UU. no solo afectan a su industria, sino a todo el país. Bill Gates se sumó al debate a favor de la reforma declarando en una entrevista con CNN Money que, al evitar la reforma migratoria, EE UU. solo perjudica su propia competitividad global. Gates explicó que los trabajos creados por el sector de tecnología pueden llevar a la creación de otros trabajos, lo que podría ayudar tanto a los inmigrantes como a la economía.

El sector de tecnología en EE. UU. depende de trabajadores altamente calificados de otros países, ya que, a menudo, estos inmigrantes tienen habilidades y experiencia más relevantes que los trabajadores estadounidenses. Cuando estas empresas de tecnología vieron que el Congreso no tomó medidas para aprobar la reforma migratoria, muchos ejercieron presión para aumentar la cantidad de visas H1B disponibles. Estas visas se otorgan a empresas para que empleen de manera temporaria a trabajadores de otros países que tengan habilidades especiales. Actualmente, la cantidad de visas H1B tiene un cupo de 65.000 por año y se otorgan 20.000 adicionales para aquellos candidatos elegibles que tengan títulos de posgrado. La competencia por dichas visas es fuerte y, generalmente, estas se acaban rápidamente, por eso las grandes empresas ejercen presión para que se otorguen más.