Emergen nuevas perspectivas para la reforma migratoria

A medida que continúa la lucha por mejorar las leyes de inmigración, ha sido difícil identificar quiénes son los verdaderos defensores de la reforma migratoria . El Senado, que está controlado por los demócratas, aprobó un amplio proyecto de ley que recomienda maneras de mejorar los protocolos de seguridad fronteriza, les brinda a los inmigrantes un mayor acceso a las visas de trabajador extranjero, y establece las bases para los requisitos que deben cumplir los inmigrantes indocumentados para obtener la ciudadanía estadounidense. No obstante, cuando el proyecto de ley pasó a la Cámara de Representantes, en manos republicanas, la mayoría fue incapaz de llegar a un acuerdo, lo que paralizó una vez más el proceso. Ahora, muchos republicanos se unen para disminuir el daño que causó esta indecisión, entre los principales se encuentra el exgobernador de Florida, Jeb Bush.

Reformulación de la opinión pública sobre la reforma migratoria
Bush realizó algunas declaraciones controvertidas al principio del mes cuando asistió a la celebración del aniversario número 25 de la presidencia de George H. W.  Bush. De acuerdo al exgobernador de Florida, en medio de la reforma migratoria se encuentra el amor que sienten los trabajadores indocumentados por sus familias.

“Es un acto de amor. Es un acto de compromiso con sus familias”, dijo Bush en un discurso. “Honestamente, creo que eso es una clase diferente de delito. Debería existir un precio que pagar, pero no debería irritar el hecho de que las personas en realidad vienen a este país a procurar un sustento para sus familias”.

Razones por las que los republicanos vacilan en aprobar el proyecto de ley
A pesar de que los esfuerzos del exgobernador Bush son valerosos, el Partido Republicano en conjunto se niega a aprobar cualquier proyecto de ley que les ofrezca a los inmigrantes indocumentados una vía hacia la ciudadanía. Según el senador estadounidense Charles Schumer, demócrata de Nueva York, la mayoría de los representantes republicanos consideran que la reforma migratoria es lo mejor para el país, pero no desean poner sus nombres en el proyecto de ley por temor a alejar a los votantes. Sin embargo, una vez que finalicen las primarias este verano y tengan asegurados los votos, Schumer cree que habrá una buena oportunidad para que la reforma migratoria avance sustancialmente.