Visa L-1 para obtener la tarjeta verde

La visa L-1A es una visa de no inmigrante temporaria que les permite a los empleados de empresas estadounidenses trasladarse de un país en el que trabajan a una oficina en EE. UU. Esta clasificación se reserva para empleados que son ejecutivos o gerentes. Asimismo, según el programa de visa L-1A, la empresa extranjera que no tiene oficina en EE. UU. puede enviar a un ejecutivo o gerente a abrir una en EE. UU. En cualquier circunstancia, la empresa o el empleador debe presentar el Formulario I-129: Petición para Trabajador No Inmigrante.

La visa L-1A es una visa de no inmigrante temporaria. Esto significa que el receptor solo está autorizado a permanecer en el país durante un período temporario. La visa L-1A es válida durante un máximo de siete años, siempre y cuando se aprueben las extensiones. La mayoría de los empleados que son trasladados solo pueden permanecer en EE. UU. durante tres años, mientras que los empleados extranjeros que vienen a EE. UU. para establecer una nueva oficina solo pueden estar un año.

No obstante, esta visa sí proporciona algo que la mayoría de las visas no: la doble intención. La doctrina de la doble intención establece que los no inmigrantes pueden mantener su condición de no inmigrante válida mientras buscan y solicitan una tarjeta verde.

Solicitud de una tarjeta verde con una visa L-1A

Los titulares de la visa L-1A pueden ajustar su condición a la de residente permanente mientras permanecen en EE. UU. Pueden convertirse en residentes permanentes con una solicitud de tarjeta verde basada en el empleo que el empleador de EE. UU. presenta en nombre del empleado. La solicitud que el empleador debe presentar es el Formulario I-140: Petición para Trabajador Extranjero. Según la primera categoría preferencial basada en el empleo, lo que sigue a continuación le permitiría al titular de la visa L-1A ser elegible para obtener una tarjeta verde:

  • Haber estado empleado más allá de los tres años anteriores a la petición.
  • Continuará trabajando para la empresa.
  • Continuará siendo un ejecutivo o gerente.

Luego de la aprobación del Formulario I-140, el titular de la visa L-1A presentará el Formulario I-485: Solicitud de Registro de Residencia Permanente o de Ajuste de Condición.