El Partido Republicano quiere ser mayoría en el Senado para aprobar la reforma migratoria

A medida que continúa el debate sobre la reforma migratoria , muchas personas se preguntan qué más se puede hacer para crear mejores y más amplias leyes de inmigración. Los senadores republicanos se alían y comunican al público que sería más fácil aprobar leyes una vez que el partido gane la mayoría en el Senado. Si bien algunos críticos ven esta postura como una estrategia para ganar los votos de los defensores de la inmigración, puede haber algo de valor en lo que dicen estos senadores.

El senador Chuck Grassley, republicano de Iowa, que es candidato favorito para la presidencia de la Comisión Judicial, ha prometido públicamente aprobar leyes de inmigración diseñadas por el Partido Republicano.

“Tomaré una decisión sobre si se puede hacer más con proyectos de ley por separado o con un proyecto integral”, dijo Grassley en una declaración.

El senador Marco Rubio, republicano de Florida, ha sido un abierto defensor de la reforma migratoria en los últimos años. Considera que sería posible un enfoque más integral hacia la legislación si el Partido Republicano controlara el Senado.

“Realmente creo que podemos progresar en el tema de la inmigración, particularmente en cuanto a asuntos como modernizar nuestro sistema de inmigración legal, mejorando nuestros mecanismos para hacer cumplir la ley, y considero que, si se hiciera esto, se podría lograr un progreso real para abordar la situación de quienes están en condición ilegal”, dijo Rubio en una conferencia de prensa.

Si el Partido Republicano recupera la mayoría del Senado en manos de los demócratas, será con la ayuda de muchos grupos del Tea Party que comparten la misma visión sobre la reforma migratoria. Las organizaciones Tea Party Express, Americans for Tax Reform y Partnership for a New American Economy les enviaron por correo electrónico un memorándum a sus miembros en el que hicieron un llamado a los representantes del Partido Republicano para que le den prioridad inmediata a la reforma migratoria en 2014.

“Nuestra economía, nuestra seguridad y nuestros ciudadanos merecen un sistema que funcione”, dijo en el correo electrónico Sal Russo, cofundador de Tea Party Express. “Los votantes del Tea Party quieren soluciones a los problemas reales que enfrenta EE. UU., y la inmigración no es la excepción. Alentamos al Congreso para que tome cartas en el asunto este año y proporcione soluciones conservadoras, de libre mercado y con sentido común para los problemas en nuestro sistema de inmigración”.