La Administración Obama avanza en la reforma migratoria

Bajo presión por parte de ambos lados en el debate de la reforma migratoria, la Administración Obama recientemente ha dado a conocer declaraciones donde se resume su plan para mejorar la calidad de vida de los inmigrantes indocumentados y de las personas que buscan obtener la ciudadanía estadounidense. La Administración ha sido blanco de críticas últimamente por titubear sobre políticas de inmigración como la deportación. Sin embargo, ahora está tomando claramente una postura progresista sobre la reforma migratoria.

El 6 de mayo Penny Pritzker, secretario del Departamento de Comercio, dio a conocer una declaración en la que decía que la administración actual trabaja en nuevas leyes que promoverán la adquisición de inmigrantes altamente especializados. La administración propuso una cláusula que otorga visas de trabajo a los cónyuges de las personas que trabajan en los campos de ciencia, tecnología e ingeniería como incentivo para vivir en EE. UU. Debido a que EE. UU. ha alargado los procesos burocráticos para la obtención de tarjetas verdes, muchos inmigrantes que pueden realizar contribuciones en varias disciplinas de ciencia optan por adquirir la ciudadanía de otros países. La legislación propuesta busca poner fin a esta migración de talentos. Según Pritzker, la frustración aumenta entre inmigrantes, líderes empresariales y el Gobierno federal.

“Muchos están cansados de esperar por la tarjeta verde y deciden trabajar para nuestra competencia. El hecho es que debemos hacer más para retener y atraer los talentos de alto nivel a EE. UU., y estas normativas nos colocan en el camino para lograrlo”, dijo Pritzker en una declaración.

El 8 de mayo Arne Duncan, secretario de Educación, comunicó mediante una declaración que no se tolerará la discriminación a estudiantes indocumentados. Según la ley federal, estos estudiantes tienen derecho a la educación pública desde el jardín de infancia hasta el grado 12.

“Queremos estar seguros de que todos los directores de las instituciones educativas comprendan los requisitos legales según la Constitución y las leyes federales, y esperamos que esta modernización abordare algunas de las percepciones erróneas que siguen vigentes”, dijo Duncan en una declaración. “El mensaje aquí es claro: dejen que todos los niños que viven en su distrito se inscriban en sus instituciones educativas públicas”.