Michelle Obama opina sobre la crisis migratoria

Michelle Obama habló el miércoles sobre el valor que tiene la inmigración a la hora de dar forma a EE. UU. como nación, en una ceremonia de juramento para ciudadanos recién naturalizados. Sin duda, sus palabras no estaban destinadas únicamente a los nuevos ciudadanos presentes, sino a una audiencia más grande.

“De muchas maneras, nosotros nos hacemos más fuertes cada día gracias a nuestra población de inmigrantes y no a pesar de ellos”, afirmó.

Últimamente, el presidente Barack Obama ha sido atacado por ambos extremos del espectro político. Dado que más y más inmigrantes indocumentados y niños sin compañía cruzan a raudales la frontera sur de EE. UU. como nunca antes visto, los republicanos han criticado la falta de acción por parte del presidente para proteger las fronteras. Mientras tanto, el proyecto de ley de la reforma migratoria integral que pasó por el Senado el año pasado se ha parado en la Cámara, dirigida por el Partido Republicano, lo que ha creado presión desde la izquierda para que Barack Obama utilice su autoridad ejecutiva para acelerar su aprobación.

La ceremonia presidida por la primera dama involucró el otorgamiento formal de la ciudadanía a 50 personas oriundas de una decena de países, y se llevó a cabo en el edificio de los Archivos Nacionales. De pie cerca de copias de la Constitución de los Estados Unidos, la Declaración de Derechos y la Declaración de la Independencia, Michelle Obama reiteró su apoyo y el de su esposo a la reforma migratoria e intentó explicar el estancamiento.

“Hoy, aquí en Washington, la gente continúa con el debate sobre si se debe reparar o no nuestro sistema migratorio, aun cuando casi todos están de acuerdo con que está fracturado”, afirmó cuando la ceremonia finalizaba. “Deseo que todos sepan que esta es la prioridad legislativa principal de mi esposo, dado que, al fin y al cabo, esta lucha no se trata solo de principios, sino de personas reales”.

De hecho, la reforma migratoria parece estar (si ya no está) entre los temas principales de la agenda presidencial. Al haber cientos de niños sin compañía que cruzan las fronteras cada día, el vicepresidente Joe Biden se reunirá con funcionarios de alto rango en América Central este viernes a fin de debatir las posibles medidas a tomar.