Acción Diferida: ¿cuándo puedo viajar?

Uno de los requisitos para recibir la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) es que el solicitante debe haber residido de manera continua en EE. UU. durante cinco años. Esto nos lleva a preguntar justamente: ¿qué es la residencia continua? Si dejé el país durante un período de tiempo, ¿yo sería no elegible?

Por la forma en que el Gobierno observa estos casos, las personas no serán penalizadas por lo que se define como “breve, temporal e inocente”. Esto significa que los viajes de corta duración se ignorarán cuando el USCIS considere la Acción Diferida. Esto incluiría cosas como vacaciones y visitas cortas a la familia. No obstante, los viajes más largos fuera de EE. UU. podrían considerarse como una salida voluntaria del país por parte del solicitante. Además, si ha sido oficialmente deportado o abandonó el país para participar de actividades ilegales, no puede ser considerado para recibir la Acción Diferida. Si no pasó una cantidad de tiempo considerable fuera de EE. UU. en los cinco años anteriores al 15 de agosto de 2012, es probable, pero no seguro, que cumplirá con este requisito.

Los viajes se convierten en una historia totalmente distinta luego del 15 de agosto de 2012. Es muy importante recordar que antes de que se le otorgue la Acción Diferida, si abandona el país por cualquier motivo, se considerará que usted abandona su residencia aquí y quedará descalificado para recibir los beneficios mediante la norma DACA. Incluso después de que haya solicitado la Acción Diferida a través del USCIS, es muy importante seguir las normas respecto de los inmigrantes que abandonan el país. Una vez que haya recibido la Acción Diferida, será necesario que solicite un Permiso Condicional Anticipado para abandonar el país durante un período de tiempo. Este formulario distribuido por el USCIS cuesta USD 360 y solo se otorga mayormente a personas con propósitos humanitarios. Entre los ejemplos de propósitos humanitarios se incluyen viajes a otros países para prestar asistencia en la recuperación en caso de desastres o en misiones religiosas.

Por eso, antes de viajar, asegúrese de garantizar que esté todo en orden con el Gobierno de EE. UU.