Lleva tu empresa a los Estados Unidos

Los empresarios que deseen expandir su negocio o empresa a los Estados Unidos deben conocer las reglas que faciliten este proceso. No es complicado cumplir con los requisitos legales necesarios si ya sigues las leyes de tu país apropiadamente. Solo necesitarás ordenar diversos documentos y entregarlos apropiadamente.

Razones para llevar tu empresa a los Estados Unidos

Los Estados Unidos no solo es un lugar donde se puede encontrar una mejor calidad de vida, también ofrece la posibilidad de hacer crecer tu negocio y llevarlo a una nueva dimensión. Las ventajas de abrir una sucursal en este país son:

  • Podrás tener mejores ganancias de las que tienes en tu país. Principalmente si vives en un país en vías de desarrollo, podrás darte cuenta que los precios a los que puedes vender tus bienes o servicios en los Estados Unidos son mucho mejores.
  • Mayor facilidad para acceder a otros mercados. Cuando logras entrar al mercado estadounidense, tus posibilidades de expansión a otros países económicamente estables aumentan.
  • Tu empresa o negocio adquiere renombre y prestigio. Debido a los amplios requisitos que Estados Unidos pide para que una empresa entre a su territorio, cuando lo logra es reconocida como confiable y estable.

¿Qué necesitas para llevar tu empresa a los Estados Unidos?

Estados Unidos es un país muy estricto en la aplicación de sus leyes y por lo tanto te exigirá que cumplas con todas. Recuerda que no hay atajos por lo que entre mejor te prepares, mayores oportunidades tendrás. Los requisitos mínimos que tu empresa deberá cumplir son:

  • La empresa debe estar legalmente constituida, es decir, debe tener todos su registros en tu país y haber sido creada conforme a la ley. Esto incluye todos los aspectos posibles: permisos, pago de impuestos, etc.
  • La empresa debe realizar una actividad que debe ser legal en Estados Unidos. Existen productos o servicios que son ilegales en Estados Unidos y que no podrás comercializar en este país. Asegúrate de que este no sea tu caso o perderás el tiempo con este trámite.
  • Debes comprobar la situación financiera de tu empresa. Es poco probable que puedas llevar tu empresa a los Estados Unidos si esta no tiene la capacidad económica de pagar sus gastos mínimos.
  • Debes obtener tu Número de Identificación de Empleador (EIN) a través del sistema correspondiente y usando el Formato SS-4.
  • Debes obtener los permisos correspondientes para tu actividad dentro de los Estados Unidos.
  • Debes demostrar que crearás empleos para la población estadounidense. No se te permitirá cubrir todo el personal de tu empresa con personas provenientes de tu país.

Como te puedes dar cuenta, entrar a los Estados Unidos y hacer crecer tu empresa no es imposible. Dependiendo de tu país de origen y tipo de empresa puedes enfrentarte a un proceso tardado y complicado, pero una vez que lo logres tendrás una gran ventaja sobre otras empresas de tu país. Si tienes dudas o quieres asesoría para agilizar este proceso no dudes en pedir nuestra ayuda y uno de nuestros especialistas se pondrá en contacto contigo.