Lo que debes saber del Obamacare para inmigrantes

La Ley conocida como Obamacare se llama realmente Ley de Asistencia Asequible. Es aplicable a todos los ciudadanos americanos y a la mayoría de los inmigrantes que se encuentren de forma legal dentro de Estados Unidos. Esta es una excelente noticia para todos porque ahora es obligatorio tener cobertura de salud. Para obtener los beneficios del Obamacare puedes acogerte a cualquiera de los planes disponibles o a través de tu trabajo.

Quiénes no pueden beneficiarse del Obamacare

Si estás en la categoría de los inmigrantes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y estás esperando que se resuelva la Ley Dream, tendrás que esperar también por tu seguro de salud. La Ley Obamacare no autoriza aún a estos inmigrantes a ser elegibles para aplicar para el programa de atención de la salud.

Podrás beneficiarte del Obamacare si estás en alguno de los siguientes grupos:

·         Residente permanente legal
·         Asilados.
·         Refugiados.
·         Cubano / Haitiano Participante.
·         Libertad Condicional en los EEUU.
·         Participantes condicionales concedidos antes de 1980.
·         Maltrato cónyuge, padres e hijos.
·         Residente legal temporal.
·         Solicitantes de protección temporal con autorización de empleo, inmigrante especial joven, ajuste a estatus LPR , víctimas de tráfico de visa, otros.

Consideraciones especiales

Para poder aplicar debes haber vivido en el país durante cinco años. Los inmigrantes que tengan la condición de refugiado pueden calificar para Medicaid si han pasado ya el período de espera de los cinco años. Pero es la única excepción.
Tal vez tu familia tenga lo que se llama “estatus mixto” porque sus integrantes tienen todos diferentes situaciones inmigratorias y de ciudadanía. Puede ser que algunos familiares no puedan obtener los beneficios completos de Medicaid mientras otros son elegibles para Medicaid y CHIP.
En este caso puedes solicitar un crédito impositivo o las reducciones de gastos de bolsillo del seguro privado para los dependientes elegibles para la cobertura del Mercado, Medicaid y CHIP. A los familiares que no estén solicitando la cobertura a través del Mercado para ellos, no se les preguntará si tienen una situación inmigratoria elegible.
También puedes acudir, si hay en el estado donde vives, a los centros de salud financiados federalmente y con cobertura del estado. Estos centros atienden a las poblaciones con acceso limitado a los servicios de salud. Ellos deben proporcionar atención en salud básica a todos los residentes, incluidas familias inmigrantes mientras estén viviendo en el área de servicio de esa clínica. Igualmente casi un tercio de los estados están ofreciendo cobertura médica subvencionada exclusivamente por fondos estatales a individuos que no sean ciudadanos, aunque no satisfagan las definiciones federales.
Solicitar los beneficios de Medicaid, CHIP o recibir ahorros para un seguro a través del Mercado no significa ser una “carga pública”. No afectará tus posibilidades de conseguir la residencia permanente o la ciudadanía estadounidense.
Sin embargo, la única excepción son las personas que viven en una dependencia de cuidado a largo plazo por el gobierno. En este caso, tal vez tengan inconvenientes para conseguir la tarjeta verde.
Los inmigrantes que aún están indocumentados no son elegibles para los beneficios públicos federales de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Si estás en este grupo, no puedes comprar la cobertura médica a través del Mercado de seguros, ni obtener créditos tributarios. Si puedes seguir comprando un seguro privado fuera del Mercado y puedes recibir servicios de emergencia limitados a través de Medicaid. Si estás en este grupo por favor intenta regularizarte.

Lo mejor es mantenerse dentro de la ley

Recuerda que existen sanciones para aquellos inmigrantes legales que no participen en el nuevo sistema y que no tengan seguro de salud. Las sanciones pueden ser multas del Servicio de Impuestos Internos. A partir de esta nueva Ley es obligatorio tener cobertura de salud. Si no lo cubre tu trabajo, debes hacerte cargo tú.

No dudes en comunicarte con nosotros si requieres asesoría.