Los mitos sobre inmigraci

Anteriormente te he hablado sobre los mitos que existen alrededor de la inmigración y los inmigrantes. En esta ocasión termino de analizarlos y como podrás ver, la realidad resulta bastante interesante de entender. Espero que la próxima vez que pienses en los inmigrantes, lo hagas con esta información en mente.

Los inmigrantes envían todo su dinero a su países de origen

Entre los argumentos que usan quienes critican a los inmigrantes está el mito de que ellos le hacen un daño a la economía estadounidense al enviar todo el dinero que ganan a su país de origen. Esto es totalmente falso. La realidad es que los inmigrantes gastan gran parte de su dinero dentro de los Estados Unidos. Hay que recordar que ellos tienen gastos que cubrir como impuestos, alimentos, renta, etc.
Es cierto que cada año se envían millones de dólares al extranjero pero esta también es una ayuda a los Estados Unidos porque se logra un mayor movimiento de dinero que mejora la economía nacional y del mundo entero.

Los inmigrantes toman los trabajos y las oportunidades de los ciudadanos americanos

Esta ha sido una de las acusaciones que más han marcado a los inmigrantes desde hace más de cien años. Lo primero que no debemos olvidar en este sentido es que el propio Estados Unidos está conformado por inmigrantes que llegaron buscando lo mismo que hoy en día: una mejor vida. Otra cosa que debemos tener presente es que hoy en día, al igual que antes, existen empleos que no pueden ser tomados por los propios ciudadanos.
Las razones son muchas, pero la situación es que los inmigrantes toman solo aquellos trabajos que los ciudadanos no pueden hacer por falta de preparación o por exceso de la misma. Esto ha propiciado que hoy tengamos inmigrantes de todos los países que hacen crecer y mejoran nuestra cultura, sociedad y economía.

Los inmigrantes actuales son muy distintos a los de hace 100 años

Este mito tiene una parte de cierto y otra de falso. No podemos negar que nuestra sociedad y cultura ha evolucionado, y con ellos, nosotros. La primera gran diferencia entre los inmigrantes actuales y los de hace cien años es que en aquella época apenas el 11.5% habían nacido en Estados Unidos y eran hijos de inmigrantes. Hoy esto se da en el 20% de los inmigrantes.
También es cierto que hace cien años, los inmigrantes se agrupaban por país de origen mientras que ahora existe una mezcla más real. En aquella época, los inmigrantes solo hablaban su idioma y se involucraban poco en la cultura americana. Hoy han creado una mezcla de culturas rica, diversa e interesante.
Una similitud es la discriminación que existe pero ahora hemos evolucionado y poco a poco va desapareciendo este problema. Otra similitud es que cada nueva ola de inmigrantes que llega siente el mismo temor que los inmigrantes de hace cien años.

Queda claro que los inmigrantes no son de ninguna manera los enemigos de los ciudadanos americanos, solo son personas que han debido dejar todo lo que conocen y aman para buscar mejores oportunidades. Recuerda que puedes llamarnos siempre que necesites asesoría en temas migratorios.