Obt

Existen diversos caminos para conseguir la residencia permanente en Estados Unidos y no es raro que muchos busquen la más fácil: a través de familiares que ya viven en el país. Sin embargo, quienes no cuentan con esta facilidad pueden optar por otras alternativas: servir en la milicia de los Estados Unidos y obtener el estatus de refugiado. Hoy te hablaré de la opción de obtener la residencia a través de un empleador estadounidense. Contrario a lo que se podría pensar, no es imposible de lograr.

Aspectos generales sobre la residencia permanente por empleo

  • Cualquier extranjero puede solicitar la residencia permanente por empleo cuando tiene una oferta de empleo permanente en Estados Unidos. Esto significa que puedes acceder a este beneficio sin importar tu profesión, oficio o carrera. La condición es que tengas una invitación de trabajo.
  • El empleador puede iniciar el trámite para patrocinar la residencia permanente por empleo para la persona que desea contratar. Esto se hace con la finalidad de garantizar que quienes obtienen esta residencia permanente realmente tengan una forma de ganarse la vida.
  • La residencia permanente por empleo te permite trabajar y vivir de forma libre en los Estados Unidos. Solo recuerda que siempre deberás respetar las leyes del país.

Los distintos tipos de residencia permanente por empleo

Existen varios tipos de empleo y al momento de solicitar tu residencia permanente por empleo, las autoridades de Estados Unidos toman esto en cuenta. Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos clasificarán tu solicitud y caso de acuerdo al tipo de empleo, la importancia de tu profesión y el beneficio que puedes representar para el país. Las categorías existentes y clasificadas de mayor a menor importancia son:

EB-1

Este tipo de residencia se le da a los extranjeros con amplios conocimientos y habilidades en artes, ciencias, educación, deportes y negocios. Los perfiles elegidos para este trámite suelen ser profesores o investigadores con gran prestigio, empresarios, gerentes y altos ejecutivos.

EB-2

Se suele otorgar a personas con excelentes habilidades en los negocios, artes y ciencias que buscan obtener brindar grandes beneficios a la economía del lugar donde radicarán, al sistema educativo, a la cultura o a cualquier otro aspecto de relevancia nacional.
Las personas que entran en esta categoría suelen tener grados de estudios avanzados y trabajan en su área de estudios.

EB-3

Los extranjeros que tienen dos o más años de experiencia y han demostrado ser empleados con buenas aptitudes son clasificados en esta categoría. El grado mínimo de estudios suele ser el equivalente a licenciatura.
En esta clasificación también entran algunos trabajadores con menos de dos años de experiencia. En este caso solo se aceptarán aquellos con las habilidades necesarias para cubrir puestos que no tienen gran demanda entre trabajadores locales.

EB-4

Este tipo de residencia se le otorga a perfiles muy especiales: trabajadores religiosos, presentadores, traductores de Irak y Afganistán, iraquíes que hayan ayudado a los Estados Unidos, empleados de organizaciones internacionales, doctores, miembros de las Fuerzas Armadas, empleados de la Zona del Canal de Panamá, empleados retirados del NATO-6, hijos y esposos o esposas de empleados fallecidos del NATO-6.

Proceso de aplicación para la residencia permanente por empleo

Existen dos procesos para obtener este tipo de residencia. La diferencia es que uno está pensado para quienes viven en el extranjero y el otro proceso es para los extranjeros que ya viven en los Estados Unidos.

El proceso para quienes viven en el extranjero se debe realizar el trámite consular a través de la oficina de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos. El empleador debe completar el formato I-140 de Petición de Trabajador Inmigrante Extranjero y pagar la tarifa correspondiente.

En caso de que ya vivas en los Estados Unidos de forma legal, deberás solicitar un ajuste de estatus. Para esto, se deberá completar el formulario I-140 y una vez que seas notificado de que hay un número de visa disponible, te debes presentar con el formulario I-485 de Solicitud de Registro de Residencia Permanente o Ajuste de Estatus.

El formulario I-485 debe ser acompañado por la siguiente documentación:

  • La evidencia de inspección, admisión y permiso para entrar a los Estados Unidos. Es el formulario I-94 que recibiste al registrar tu entrada al país.
  • La copia de notificación de aprobación enviada por la USCIS en caso de haberla recibido.
  • La carta con la oferta de empleo emitida por el empleador.
  • Dos fotos a color recientes.
  • El formulario G-325A de Información biográfica.
  • El formulario I-693 de Informe médico y de vacunación.
  • Cualquier evidencia complementaria que demuestre que eres elegible.

Sin dudas, parece que realizar el trámite estando en el extranjero resulta más sencillo pero no te desanimes si ya radicas en los Estados Unidos. Recuerda que siempre puedes contar con nuestra asesoría para hacer más fácil tu trámite.