Obtener la Residencia Permanente a trav

Obtener la Residencia Permanente a través de un familiar

Las dependencias migratorias estadounidenses buscan promover la unidad familiar. A su vez, las leyes estadounidenses permiten que los familiares de ciudadanos estadounidenses pueden entrar al país y vivir ahí de forma permanente. Lo primero que debes tomar en cuenta si quieres tramitar la Residencia Permanente para tu familia es que solo podrás hacerlo para los familiares cercanos.

Existen tres categorías para clasificar a los familiares cercanos: pareja (esposos o esposas), hijos solteros menores de 21 años y padres si el solicitante es menor de edad. Hay que tomar en cuenta que no podrás hacer nada por otros familiares cercanos como hermanos, tíos y sobrinos porque no están considerados.

Obtener la Residencia Permanente para un familiar que ​ya vive en Estados Unidos

Puede presentarse el caso de que tú seas un ciudadano americano y el familiar para el que quieres obtener la Residencia Permanente ya viva en Estados Unidos. En este caso, los Servicios de Migración y Ciudadanía de los Estados Unidos ofrecen dos opciones para conseguir la residencia: un proceso de un paso y un proceso de dos pasos.

En el proceso de un solo paso, tu familiar debe completar el Formato I-458 (la solicitud para registro de residencia permanente o ajuste de estatus) y la petición de ciudadanía americana del Formato I-130 (Petición para pariente extranjero). Este proceso es conocido como "presentación concurrente". Ambos documentos se deben llenar al mismo tiempo y enviar por correo junto con todos los pagos necesarios y demás documentación requerida.

En el proceso de dos pasos, el familiar del ciudadano americano debe completar el primer formato y el Formato I-130. Esto es igual que en el proceso de un paso pero además se debe completar el Formato 797 (llamado Aviso de Acción). Al momento de enviar la documentación, el Formato 797 servirá para comprobar que el proceso se está llevando a cabo.

Esto puede resultar bastante complicado de entender por lo que siempre es buena idea buscar a un especialista en temas migratorios. De esta forma puedes evitar errores y ahorrar mucho tiempo.

Obtener la Residencia Permanente para un familiar que vive fuera de Estados Unidos

Si vives en otro país y deseas aplicar a la Residencia Permanente a través de un familiar, debes seguir el proceso consular. Este te pide que completes el formato I-130 y luego obtener una visa del Departamento de Estado para poder entrar al país. Una vez que llegues a los Estados Unidos, oficialmente te habrás convertido en un residente permanente.

Aunque puede parecer que este proceso es muy sencillo, toma en cuenta que las visas no son ilimitadas. Por lo tanto, si cometes un error o tienes una complicación, podrías perder la oportunidad hasta el siguiente año. El proceso consular requiere más tiempo, paciencia y esfuerzo que otras alternativas. También debes recordar que existen algunas limitantes:

  1. Será difícil que obtengas la Residencia Permanente para tu hijo o hija si ya ha cumplido los 21 años de edad. Se puede lograr pero no será una prioridad para las autoridades por lo que no habrá una visa inmediata. Este límite de edad puede crear retrasos y complicaciones por lo que se recomienda iniciar el proceso cuando tus hijos son niños o adolescentes.
  2. Existen casos especiales en los que los hijos mayores de 21 años serán tratados como menores de edad para obtener la residencia. Estos casos van a depender de las necesidades especiales de los niños. Siempre se debe buscar asesoría especializada para saber si esto te es posible.
  3. Si tu hijo menor de edad se casa, automáticamente deja de ser considerado un "familiar cercano" y no obtendrá ninguna visa inmediatamente. Aunque más tarde podría obtener la residencia permanente, el proceso será totalmente distinto y más complicado.