Trabajar fuera de Estados Unidos con la tarjeta verde

Quienes tienen la tarjeta verde y planean trabajar fuera de los Estados Unidos deben conocer las reglas para evitar perder la residencia permanente o para dejar de ser elegible para obtener la ciudadanía estadounidense.

Los residentes permanentes pueden perder su estatus incluso si visitan constantemente los Estados Unidos. Una vez que un inmigrante ha recibido este documento es común que desee viajar al extranjero. Esto no está mal siempre que sigas las siguientes reglas:

1.Demuestra que tienes la intención real de regresar a los Estados Unidos

Las autoridades entienden que abandonas la residencia cuando te estableces en otro país. Para comprobar que realmente tienes la intención de regresar a los Estados Unidos debes mantener o conservar los documentos que lo demuestren:

  • Hipotecas.
  • Registro de automóviles
  • Membresía de clubs deportivos o religiosos
  • Pago de impuestos
  • Estados de cuenta bancarios
  • Depósito o comprobante de pagos de rentas
  • etc.

2.No te ausentes por más de un año

La ley estadounidense señala que cuando pasas más de un año fuera de los Estados Unidos, la tarjeta verde queda sin vigencia. Existen algunas excepciones para este lapso de tiempo que puedes encontrar en el INA 316. Un ejemplo es cuando eres empleado del gobierno de los Estados Unidos y por tu trabajo debes viajar a otro país por más de un año.

¿Cómo evitar la interrupción de la residencia para obtener la ciudadanía?

Quienes ya obtuvieron la residencia tienen la posibilidad de adquirir la residencia. Un punto importante para lograrlo es evitar que la residencia se vea interrumpida por largos lapsos de tiempo. Para esto necesitarás:

1.Vivir al menos tres meses en el estado donde presentes la solicitud de ciudadanía.
2.Vivir en suelo o territorio estadounidense al menos 2 años y medio de los cinco años anteriores al momento en que se presenta la solicitud de ciudadanía.
3.Ser residente continuo de los Estados Unidos al momento del juramento. Toma en cuenta que se te dará una cita para la toma de huellas digitales y fotografía con pocos días de anticipación. Muchas veces, la Oficina de Servicios de Migración y Ciudadanía de los Estados Unidos agenda estas citas con un par de días de anticipación y no ven con buenos ojos que no estés disponible.
4.Evita los viajes largos (de seis meses a un año) mientras dura el trámite de obtención de ciudadanía. Si haces viajes así de largos, podrías perder incluso la residencia cuando no tienes empleo o familia en los Estados Unidos. Tampoco es buena idea rentar tu casa mientras estás fuera ni conseguir un empleo en el extranjero por más de seis meses.
5. Evita los viajes en el extranjero que duren más de un año ya que estos automáticamente cancelan la residencia para naturalización. Existen algunas situaciones en las que si puedes viajar sin problemas. Un ejemplo es que trabajes para el gobierno estadounidense y que esto te obligue a estar fuera del país.

Casos en los que podrás viajar al extranjero sin afectar el proceso para obtener la ciudadanía

Una de las excepciones a la interrupción de la residencia para el proceso de naturalización es cuando eres un empleado del gobierno o empresa estadounidense que debe salir del país para cumplir con sus obligaciones laborales.
En caso de que ya tengas más de un año viviendo en los Estados Unidos pero aún no recibas tu residencia, puedes completar el formato N-470 para evitar cualquier problema o mal entendido con el gobierno estadounidense.
Si trabajas para una empresa estadounidense, deberás demostrar que:

  • La empresa para la que trabajas es una empresa estadounidense o que ejerce el 50% de sus funciones comerciales dentro de los Estados Unidos.
  • Tu empleador es una corporación incorporada a algún organismo comercial en los Estados Unidos.
  • Si la empresa no es estadounidense, se debe comprobar que al menos el 51% de sus actividades se llevan a cabo en los Estados Unidos.

Trabajar fuera de los Estados Unidos puede ser un requerimiento obligatorio dentro de tu trabajo. Para hacerlo sin perder los derechos que ya has adquirido y sin perder la posibilidad de obtener la ciudadanía solo sigue las reglas que te mencionamos. En caso de que tengas alguna duda, recuerda que nos puedes contactar.