El proceso de la visa de prometido

Un ciudadano extranjero que viene a EE. UU. para contraer matrimonio y vivir con un ciudadano estadounidense primero debe obtener una clasificación de visa de no inmigrante (K-1). El ciudadano estadounidense debe presentar el Formulario I-129-F: Petición para Prometido Extranjero y los documentos de apoyo necesarios en la oficina del USCIS en EE. UU.

Una vez que la petición esté aprobada por el USCIS, este la enviará al Centro Nacional de Visas para que continúe el procesamiento, antes de enviarla a la embajada o al consulado en el que su prometido solicitará la visa K-1. Desde la fecha en que el USCIS haya aprobado la petición I-129F, esta tiene una validez de cuatro meses. Los funcionarios consulares están autorizados a extender la validez de la petición si esta vence antes de que se complete el procesamiento de la solicitud de visa.

Tanto el ciudadano estadounidense que realiza la petición como el prometido extranjero deben completar el Formulario G-325A: Información Biográfica. Este formulario es para obtener información sobre sus padres, el lugar de residencia, su empleo durante los últimos cinco años y las residencias extranjeras anteriores, si las hubiera. El ciudadano estadounidense debe enviar la segunda hoja de información biográfica a su prometido ciudadano extranjero para que este la complete, la firme y se la envíe de vuelta. Algunos consulados permiten que el prometido firme el Formulario G-325A en el momento de la entrevista.

Después del proceso inicial, que incluye la verificación de los documentos enviados, el funcionario consular informará al prometido sobre la entrevista programada. Después de cumplir con todos los requisitos y resultar elegible, se otorgará la visa de prometido. El prometido recibirá la visa K-1 en un pasaporte válido, en el momento de su entrevista con el funcionario consular. Tiene una validez de 3 meses (90 días) y permite un ingreso en EE. UU. Es importante que el pasaporte del prometido extranjero sea válido.

El hijo menor soltero de un solicitante de la visa “K-1” puede calificar para solicitar la condición de no inmigrante derivativa “K-2”. Los hijos del prometido ciudadano extranjero deben estar incluidos en la petición. Además, no es necesario presentar una petición por separado para un hijo que sigue o acompaña al prometido en el lapso de un año desde la fecha en la que se emitió la visa “K-1”.

Una vez que el prometido haya llegado a EE. UU., la pareja deberá casarse dentro de los 90 días posteriores a la admisión del prometido en EE. UU. Después del matrimonio, el cónyuge ciudadano extranjero debe solicitar en el USCIS el ajuste de condición a la de residente permanente condicional. Después de dos años de matrimonio, se deberá presentar una petición conjunta mediante el Formulario I-751: Petición para Eliminar las Condiciones sobre la Residencia. Una vez que se apruebe esta petición, se emitirá una tarjeta de residente permanente legal (tarjeta verde) con una validez de diez años.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Sign up for our Newsletter

By clicking “Send” you agree to the Terms of Use and Privacy Policy.