Casarse en Estados Unidos con una visa de turista

¿Puedes casarte con una visa de turista? Por lo regular sí pero deberás entrar a Estados Unidos con la visa de turista, casarte con un ciudadano americano y regresar a tu país antes de que tu visa expire. Los problemas aparecen cuando entras con una visa de turista con la intención de casarte y permanecer en Estados Unidos.

Todos hemos escuchado historias sobre personas que llegaron a Estados Unidos con una visa de turista, no regresaron a casa y pudieron cambiar su estatus migratorio a residente permanente. Pero no debes cometer el error de pensar que tendrás la misma oportunidad. Lo que pasa es que estas personas pudieron demostrar satisfactoriamente que llegaron al país con la sola intención de viajar y que la decisión de casarse fue espontánea.

Lo que debes considerar antes de casarte con una visa de turista

1.¿Qué pasa si te niegan el cambio de estatus migratorio?
Tienes la opción de permanecer en el país para iniciar el procedimiento para cambiar tu situación migratoria pero quizás no has pensado que te lo pueden negar. Toma en cuenta que factores como la salud, el historial delictivo o problemas anteriores pueden ser causa de una negativa. Si esto pasa, ¿estás preparado para iniciar un proceso de apelación, pagar a un abogado y regresar a casa? ¿qué pasaría con tu pareja? ¿podría dejar su vida en Estados Unidos e irse contigo a tu país? ¿el divorcio es posible en este caso? Son preguntas muy difíciles que deben ser tomadas en cuenta porque podría presentarse esta situación.

2.Olvídate de viajar por un tiempo
Si planeabas una luna de miel en algún lugar exótico o en tu país de origen, deberás olvidarlo por un tiempo. El proceso para modificar la situación migratoria puede ser muy largo y durante este tiempo, el extranjero no puede dejar los Estados Unidos hasta obtener una respuesta del gobierno. Si el esposo extranjero deja el país, el proceso debe ser reiniciado por el esposo estadounidense y no podrá regresar hasta obtener el permiso correspondiente.

3.Los oficiales de migración están poniendo atención
Cuando un extranjero llega al país, un oficial le preguntará el motivo de su viaje. Siempre debes ser honesto porque si descubren que traes un vestido de novia cuando has dicho que solo pensabas pasear, te pueden negar la entrada. Lo peor es que este problema puede quedarse registrado y te complicará futuros viajes.

4.Trae evidencia de que piensas regresar a tu país
Si el matrimonio ha sido planeado y vienes a Estados Unidos con esa intención pero planeas regresar a tu país, debes traer pruebas de ello. Cuantas más pruebas tengas, mejor: el contrato de renta de tu departamento, tu contrato laboral, cartas de tus jefes y el boleto del avión de regreso.

5.Evita los fraudes de visa
Si planeas casarte con tu pareja con una visa de turista para evitar todo el proceso que se necesita para obtener la visa de prometido, puedes enfrentarte a problemas legales más serios. Esto se llama fraude de visa y puede ocasionar tu deportación y la prohibición para entrar al país indefinidamente.

6.Olvida tu antigua vida por algún tiempo
Si usas una visa de turista para casarte, olvídate de ver a tu familia y amigos por algún tiempo. Si tienes otra clase de compromisos o problemas en tu país (laborales, financieros, etc.) tampoco podrás hacer mucho para solucionarlos. Por esto se recomienda una visa de esposo o prometido desde el inicio. Con esta alternativa tienes la oportunidad de resolver todos tus asuntos mientras se obtiene la aprobación de la visa.

Recuerda que es mejor obtener la visa adecuada para el estatus que deseas tener. Así evitarás problemas legales y gastos innecesarios.