Licencias de conducir de Illinois otorgadas a inmigrantes indocumentados

Una nueva ley estatal en Illinois ha otorgado más de 1200 licencias de conducir a inmigrantes indocumentados, según un vocero de la oficina del secretario de Estado de Illinois. Estas licencias se encuentran en la categoría de licencias de conducir temporarias para visitantes (TVDL). Esto significa que son documentos legales que les permiten conducir a los inmigrantes que viven en Illinois, ya sea que estén en camino a obtener la ciudadanía o no. Las personas como cónyuges o hijos de trabajadores temporarios, visitantes a largo plazo y estudiantes internacionales son algunos ejemplos de inmigrantes que no pueden recibir un número de seguro social. Estas personas solían ser las únicas elegibles para obtener las TVDL. Conforme a esta nueva ley, los inmigrantes indocumentados ahora pueden realizar la solicitud.

Las licencias no pueden utilizarse como identificación para comprar un arma de fuego, viajar en avión o votar. Los inmigrantes indocumentados que tengan las TVDL deben volver a realizar la solicitud como solicitante nuevo al cabo de tres años. Asimismo, su licencia es un poco distinta de la licencia estándar de ciudadanos, dado que tiene una franja morada. Algunos solicitantes han estado preocupados de que su condición indocumentada se indique en la nueva licencia, pero ese no es el caso. Estas licencias pueden otorgarse a titulares de una visa que no pueden obtener un número de seguro social, por lo que la franja de color es la única distinción que indica que la licencia no puede utilizarse como identificación para otra cosa que no sea conducir.

Las licencias cuestan USD 30, y más de 30.000 inmigrantes indocumentados que viven en Illinois ya las han solicitado. Al igual que los solicitantes de las licencias de conducir tradicionales, los conductores indocumentados deben aprobar un examen escrito, de visión y prueba de manejo para recibir la licencia, así como también obtener un seguro automotor. Actualmente, los exámenes están disponibles en 14 oficinas diferentes en Illinois, aunque a fines de enero de 2014, un total de 36 oficinas ofrecerán la prueba de manejo.

Los defensores de esta nueva ley han argumentado que permitir a los inmigrantes indocumentados recibir una licencia de conducir hará que las calles sean más seguras ya que se les exigirá tomar el examen y tener seguro automotor.