Comprenda la diferencia entre el Documento de Autorización de Empleo y la visa de trabajo

El Gobierno de EE. UU. permite que los trabajadores extranjeros trabajen en varias categorías de empleo en EE. UU. Solo los trabajadores extranjeros a quienes se les otorgó permiso para obtener un empleo en EE. UU. pueden trabajar allí. Existen diferentes categorías de empleo, y las condiciones y los requisitos de elegibilidad varían de acuerdo a la categoría. Un ciudadano extranjero debe obtener una visa de trabajo para trabajar en EE. UU. De modo similar, un no inmigrante que se encuentra en EE. UU. temporariamente debe obtener un Documento de Autorización de Empleo mediante la presentación del Formulario I-765: Solicitud de Autorización de Empleo. Este EAD le otorgará permiso a un no inmigrante para trabajar en EE. UU. legalmente, hasta que el EAD sea válido.

Documento de Autorización de Empleo

Un Documento de Autorización de Empleo es un permiso de trabajo que permite que el titular trabaje legalmente en EE. UU. Los ciudadanos estadounidenses no necesitan un permiso de trabajo para trabajar en EE. UU. De manera similar, un residente permanente legal no necesita un permiso de trabajo para trabajar en EE. UU. Un ciudadano extranjero que no sea ciudadano estadounidense o titular de la tarjeta verde debe obtener un Documento de Autorización de Empleo (EAD) para trabajar en el país. Los EAD otorgados por el USCIS permiten que los titulares trabajen legalmente para cualquier empleador de EE. UU. El EAD permite que el titular trabaje en EE. UU., no le otorga al titular ninguna condición de inmigrante en EE. UU. y no es lo mismo que una tarjeta verde. Los EAD generalmente tienen validez durante un período de dos años y a veces el USCIS emite EAD que son válidos durante un año. Si su EAD está por vencer y si usted desea continuar trabajando en EE. UU., debe solicitar una renovación y su empleador de EE. UU. no será parte del proceso de solicitud, ya que el EAD no es para un empleador en específico.

Visa de trabajo

Los ciudadanos extranjeros que desean residir temporariamente en EE. UU. durante un tiempo en particular y trabajar para un empleador en particular pueden recibir una visa de trabajo. Las visas de trabajo son visas de no inmigrante temporarias otorgadas a ciudadanos extranjeros que vienen a EE. UU. a trabajar temporariamente. Algunas visas comunes de trabajo para no inmigrante son las visas H-1B, L-1A, L-1B y las visas TN de trabajo. Los trabajadores extranjeros que deseen obtener visas de trabajo deben ser patrocinados por empleadores estadounidenses. El empleador estadounidense patrocinador debe comenzar el proceso seis meses antes de la fecha anticipada en la que se unirá el trabajador. Generalmente, las visas de trabajo se otorgan por un período de aproximadamente tres años. Si el trabajador desea trabajar por un período extendido, puede solicitar una extensión y la visa de trabajo puede extenderse hasta seis años. El trabajador extranjero que trabaja en EE. UU. con una visa de trabajo puede trabajar para el empleador específico que lo patrocinó. No podrá cambiar de trabajo y, si desea trabajar para otro empleador, el trabajador extranjero debe obtener una nueva visa de trabajo y debe ser patrocinado por el nuevo empleador. Existen ciertas categorías de visas de trabajo que le permiten al titular solicitar la condición de residente permanente mientras se encuentra en EE. UU. como no inmigrante.

Tanto el Documento de Autorización de Empleo (EAD) como la visa de trabajo de no inmigrante permiten que los titulares trabajen en EE. UU., pero estos documentos no son lo mismo. Los requisitos de elegibilidad para un EAD son distintos de los de una visa de trabajo. Por lo tanto, es aconsejable comprender la diferencia entre ambos documentos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Sign up for our Newsletter

By clicking “Send” you agree to the Terms of Use and Privacy Policy.